viernes, 29 de noviembre de 2013

Cuento de Graciela Montes: "SAPO VERDE" - 2da Parte -

Hola a todos!!!!
Hoy tengo una noticia GENIAL!!!
Nos escribieron unos amiguitos enviándonos un montón de dibujos que realizaron con su seño que se llama María Angel Müller luego de leer el Cuento "Sapo Verde" de Graciela Montes.
Ellos son de 1er año de la EP N° 38 de Villalonga pcia de Buenos Aries.
Aquí sus producciones!!!!
Les agradecemos a su seño y a todos los chicos por visitar el BLOG y por mandarnos sus HEMOROS DIBUS!!!!
HASTA PRONTO!!!
Y los invitamos a participar del Blog de Papá Noel: http://navidad-papanoel.blogspot.com.ar/






















martes, 13 de agosto de 2013

Cuando la magia del cuento entra en las aulas...

"Cuando las aulas se inundan de palabras a la hora de narrar o leer un cuento , los alumnos atentos observan al orador, ese adulto que hará uso de su voz, de sus gestos y ademanes, invitándolos a viajar a mundos alternativos, imaginarios, llenos de magia, aventuras, suspensos e intrigas, en donde por un rato, serán trasladados hasta donde la voz los lleve, la imaginación cree, para involucrarlos en el relato, en donde tal vez sean parte, se crean ser protagonistas."

Comparto una experiencia re linda que tuve  éste año con las salas de 4 y 5 años.
Después de las vacaciones de invierno seguía el frío intenso siendo el tema de conversación en el momento de nuestro saludo inicial.
Una mañana se me ocurrió llevarles un video cuento que descubrí en YouTube que me encantó, además del relato simple y gustoso, el mismo lo realizaron alumnos de 3er año de una Institución de Chile.

Los invito a leer sobre la actividad, ver el video y disfrutar de las producciones realizadas por los chicos.

Las Focas Juegan y Aprenden con la compu

Me gustaría que compartan sus sactividades pedagógicas donde los cuentos fueron utilizados como deleite por la narrativa, para estimular aprendizajes y para producir textos o dibujos.

Pueden escribirme en educuentos@gmail.com

Gracias, Daniela.-

miércoles, 13 de marzo de 2013

Cuento "El niño perdido"

Para oír, imaginar y recrear ésta historia llena de paisajes....


jueves, 17 de mayo de 2012

Cuentos Clásicos Regionalizados!!!

Un libro exquisito para leer a los más pequeños y para que lean los alfabetizados, donde los autores toman los cuentos clásicos y los adaptaron a las distintas culturas indígenas de la Argentina.
El primer tomo:

  • Caperucita Roja del Noroeste,
  • Pulgarcito de la Patagonia,
  • La bella durmiente del litoral,
  • El libro de la selva del monte impenetrable
Lo compramos a través de TEMATIKA y ayer lo recibimos en casa. Obviamente anoche pudimos disfrutar del primer cuento.
La narración presenta pictogramas y la explicación de cada uno se encuentra en el interior de las solapas con una nota para padres y educadores.
Las imágenes atrapantes, claras y bien regionales!!!!
Recomendamos!!!

Luego seguiremos con el tomo 2!!!!

domingo, 6 de mayo de 2012

"Cuentopos de Gulubú"

Estoy compartiendo con mi hija de 4 años la lectura cotidiana de éste maravilloso libro de la inolvidable María Elena Walsh. 
Está tan fascinada que no le alcanza un cuento por día, ella quiere más y más... 


Pude rescatar que, a medida transcurrían las lecturas de los cuentos su imaginación se ve enriquecida con respecto al lugar físico de Gulubú donde las formas y los colores se destacan, con paisajes originales (según las historias) y la presencia los personajes con nombres y acciones muy particulares. 


"Murrungato del Zapato" la asombró con su final florido y como fue el primer cuento, pidió una relectura. 
Con "La Plapla" se descostilló de risa y empezó a dibujar sus propias PLAPLAS y se las imaginaba bailando y cantando ... principalmente descubrió que podía escribir "en cursiva" con "rulitos" de distintos tamaños, como dice ella... 
Con la "Historia de una princesa, su papá y el príncipe kinoto fukasuka" estuvo profundamente atenta, la historia la envolvió cautivandola a un mundo mágico y romántico, como a ella le gusta pretendiendo un final feliz.


"El enanito y las siete Blancanieves" no podía creer éste título!!!..."no, está mal mamá! - me decia. Es una Blancanieves y 7 enanitos" hasta que la narración la fue llevando a una comprensión genuina e infantil!!!! 
"Capítulo 128" la emocionó mucho y le costó creer que de un árbol podían florecer "sombreros", esto la llevó a dibujar sombreros muy locos!!!! 


"Don Fresquete" le encantó igual pasó con "Y aquí se cuenta la maravillosa historia del gatopato y la princesa Monilda" Uyyyy! cuánto hemos leído!!!!


"Plu Piripiú" pasó rápido porque quería que le leyera el siguiente: "Y aquí me pongo a contar un cuento Polar", le encantó y quería saber por qué la foca lloraba gotas de cristales como también como era eso de vivir en un Iglú, como se veía en las imágenes. Por el momento hasta aquí llegamos ... 


Lo maravillo es que ella puede re contar las historias al hojear el libro, guiándose por algunas imágenes y recuerda detalles que tal vez uno como adulto los toma como superfluos. 


Leerle a los niños es maravilloso y como siempre digo: fundamentalmente es un momento único donde se fortalece el vínculo, lleno de afecto, además  fomenta enriqueciendo su imaginación y creatividad, amplía su vocabulario, conoce otras culturas, colabora para desarrollar su comunicación oral y escrita, permite incrementar su atención y comprensión de textos. 


Dibujar las escenas, re narrarlas, dramatizarlas, cantarlas, inventar otras, aplicar las palabras nuevas y mucho más son actividades que se pueden cultivar usando CUENTOS PARA CRECER MÁS FELIZ.

domingo, 1 de abril de 2012

jueves, 27 de enero de 2011

CUENTO

UN VIAJE BICHOSO

Hay un gran alboroto en Villa Bichín, faltan dos días para la llegada de la primavera y todos los bichitos de la pradera se reúnen para recibir a cientos de mariposas que están a punto de salir de sus crisálidas. La mayoría de las crisálidas de mariposa se cuelgan durante todo el proceso de transformación de un pedúnculo sedoso producido por la oruga, y se ocultan entre el follaje para protegerse.

Todos los años la misma historia, los saltamontes quieren viajar solos porque dicen son los bichos más rápidos de la pradera y no toleran el paso lento y húmedo de los caracoles, las bromas constantes de las vaquitas de San Antonio, los toreos de los escarabajos, la multitud de hormigas, las ruidosas abejas y etc.

Deben llegar al Gran Valle, donde cuelgan las crisálidas, al otro lado del arroyo. Los caracoles, las Vaquitas de San Antonio, las hormigas, los escarabajos y otros bichitos se reúnen para organizar la gran travesía.
Los saltamontes como siempre se jactan de ser mejores que los demás:

- Saldremos al atardecer y no al amanecer!!! y llegaremos antes que ustedes – decretó un arrogante saltamontes.
- Hagan como quieran!!! - dijo el caracol. – Es mejor salir en grupo, para ayudarnos, y temprano para ir descansando. Saldremos al amanecer como anunciamos, nuestro paso es lento y certero.

Sin prestar atención al comentario del sabio caracol, el saltamontes se retiró de aquella reunión previa al viaje.

Las vaquitas de San Antonio, las hormigas, los escarabajos, los caracoles, las luciérnagas, los ciempiés, emprendieron aquel viaje tan anhelado muy temprano, cuando el sol aún no asomaba sus rayos para comenzar el día. El sendero oscuro, fue alumbrado por todas luciérnagas peregrinas que danzaban por el aire alegrando el evento.

Y como anunciaron los saltamontes partieron muchas horas después.
Sus saltos ágiles, largos y precisos recorrieron la mitad del trayecto en un rato.
Entrada la noche comenzaron a sentir el desgaste de energía. Decidieron detener su marcha para descansar. Todavía quedaban varias horas para llegar.
Comieron algunas hojas frescas y se recostaron entre dos ramas, en una suave, sedosa y cómoda red.

Mientras, el grupo de bichitos seguía marchando paso a paso, a su ritmo. Reposando en algunos tramos, comiendo, jugando. Cuando la noche comenzó a mostrarse las luciérnagas ofrecieron alumbrar el camino que acompañaba además, una hermosa luna llena de primavera.

Fue así que alcanzaron a los saltamontes.

- ¡¡ Allí están los Saltamontes amigos! - dijeron las luciérnagas. – Pero… no se han dado cuenta que están acostando sobre una telaraña!! ¡están en peligro!

Los saltamontes despertaron al oír a sus amigos, pero cuando quisieron retomar el viaje, se dieron cuenta que aquella red tan confortable, era la trampa pegajosa de una araña que aún no los había sentido.
Sólo algunos pudieron salir, en cambio otros, quedaron atrapados inmovilizados.
Tantos movimientos desesperados lograron despertar a la dueña de la telaraña, una malhumorada y vieja araña.

- Pero…¡¡qué rica cena tengo en mi red!! – como era muy vieja, sus pasos eran muy lentos…

Rápidamente los valientes caracoles y los resueltos ciempiés subieron a la telaraña rescatando uno a uno a los saltamontes atrapados. Mientras la malhumorada araña muy molesta rezongaba en voz baja por haber perdido aquella rica comida retirándose a su escondite nuevamente.

Todos a salvo, agradecieron a sus salvadores por aquella proeza de rescate tan valiente.

- ¡Qué importante es trabajar en equipo amigos! – dijo uno de los saltamontes muy conmovido. – Desde ahora, viajaremos todos juntos.
- ¡¡Claro!! - dijeron los caracoles. - Además es más divertido viajar en grupo!

A los que juzgamos por su fragilidad y debilidad pueden demostrar lo contrario en momentos inesperados…cada uno tiene un don por el cual nos hace únicos, especiales, irrepetibles. Por eso, debemos respetar a todos aceptando las diferencias.

Todos llegaron al gran evento…
Cuentan que fue hermoso, cientos de mariposas multicolores despegaron sus alas por primera vez en un cielo celeste, perfecto, flamante, nítido, el aire invadido por una brisa primaveral acompañado del perfume de una gran variedad de flores que abrieron sus pétalos. Conjunción perfecta de colores, aromas y belleza.


Registrado Bajo Licencia
Safe Creative

Código: 1101278356048
Fecha 27-ene-2011 20:42 UTC

martes, 25 de enero de 2011

Cuento rimado

EL SOMBRERO QUE SE SIENTE FEO

Tengo un sombrero negro
que cuando me lo pongo para ir a pasear,
Se siente que es feo y no me deja caminar.
Un día apenada pensando ¿qué hago?
Lo decoré con cintas multicolores,
pero muy enojado en vez de andar se puso a lloriquear,
Probé con flores y comenzó a roncar,
se tiró en una silla y no lo podía despertar.

Muy desesperada al doctor consulté,
al susurrarle la disparatada situación,
lo sentó en un sillón y cuán niño sermoneó.
El sombrero indignado voló para todos lados.
En unas cuantas piruetas conseguí alcanzarlo
lo tomé con disgusto,
y despidiéndonos del doctor,
regresamos sin solucionar semejante confusión.

Sombrero, sombrerito que hago con vos?
Escandalosamente se sacudió sin ton ni son
Querés una acaricia, tal vez otro color,
Que compre otro sombrero como compañero,
Repitiendo la agitación,
una nube gigante de polvo lo envolvió
Querés un baño? Tal vez te haga feliz…
Probando con espumas para baño, comenzó a revivir,
Voluminoso, señorial y distinguido comenzó a cautivar…

Llegó el gran día, se calzó en mi cabeza sin protestar,
caminé toda la tarde sin tropezar.
Todos los espectadores balbuceaban y con razón,
estirando las narices, tal vez presintiendo la extraña situación.
El muy engreído más se acomodaba en mi cabeza,
Estaba tan agrandado que se quedó atorado.

Esta historia termina con final feliz
Resolvimos el entuerto de mi sombrero
Que de feo no tiene ni un pelo.

Registrado Bajo Licencia Safe Creative

Código: 1101258338620
Fecha 25-ene-2011 19:50 UTC

lunes, 23 de agosto de 2010